Menu

El nuevo sistema de acreditación nacional a cuerpos docentes universitarios: estado de la cuestión

En esta nota hacemos un breve repaso a la implantación del nuevo sistema de acreditación nacional a cuerpos docentes universitarios, y al estado actual de la cuestión.

El 31 de diciembre de 2015 dejaron de admitirse solicitudes de acreditación a los cuerpos de Profesor Titular (TU) y Catedrático de Universidad (CU) bajo el programa ACADEMIA, debido al cambio de sistema y criterios que desde ANECA venía proponiéndose desde bastante tiempo antes.  Según los gestores de la agencia, este cambio de sistema vendría a añadir objetividad y transparencia al proceso de evaluación, a la vez que una simplificación normativa.

Meses antes, en el BOE de 17 de junio de 2015 se publica el esperado Real Decreto 415/2015, de 29 de mayo, por el que se modifica el Real Decreto 1312/2007, de 5 de octubre, por el que se establece la acreditación nacional para el acceso a los cuerpos docentes universitarios. En esta normativa se desglosaban los principales cambios normativos, que se resumían en (ver para mayor detalle Publicado en BOE el nuevo decreto de acreditación del profesorado funcionario).

  1. Implantación de un sistema de Acreditación por Rama de Conocimiento frente al existente de la acreditación universal. La acreditación se obtendrá en una de las cinco ramas de conocimiento (Artes y Humanidades, Ciencias, Ciencias de la Salud, Ciencias Sociales y Jurídicas, Ingeniería y Arquitectura) a través de una de las 21 comisiones especializadas en que las ramas de conocimiento se desagregan.
  2. Modificación del número y estructura de las comisiones de acreditación. Con el nuevo procedimiento las comisiones se hacen mucho más especializadas, buscando una experiencia más acorde a las particularidades de los respectivos ámbitos científicos y académicos. El número de comisiones se incrementa hasta 21, consecuencia de la especialización para la evaluación. Estas comisiones atenderán indistintamente las solicitudes de acreditación a Profesor Titular de Universidad y a Catedrático de Universidad (con una subcomisión ad hoc).
  3. Mejora y simplificación en el procedimiento de las Comisiones de Evaluación. Debido al alto grado de especialización de las comisiones, el nuevo procedimiento elimina los informes externos y sólo se recabarán si la comisión lo estima conveniente. Cada solicitud, antes de la discusión colegiada, será informada por dos ponentes de la propia comisión. Por otro lado, todos los procedimientos de acreditación para el personal docente de la Universidad se tramitarán por medios electrónicos. Dicha medida permitirá agilizar considerablemente la gestión administrativa de dichos procedimientos.
  4. Actualización del Sistema de Evaluación. El RD establece un esquema de baremación con cuatro niveles: A, excepcional; B, bueno; C, compensable; D, insuficiente; y una categoría especial, E, para aquellas carreras desarrolladas en ámbitos académicos y científicos cuyos parámetros no permitan la aplicación de los criterios propios del sistema académico español. Estos niveles se aplicarán a cada uno de los ámbitos evaluados (investigación, docencia, transferencia/actividad profesional, gestión y, en el caso de la acreditación a Profesor Titular, también la formación).  Los criterios para la evaluación de los méritos obligatorios se publicarán en la sede electrónica del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y serán revisados cada dos años.
  5. Exenciones para solicitar la acreditación para el acceso al Cuerpo de Catedráticos. Así, podrán solicitar la acreditación, además de los profesores titulares, los doctores con al menos, ocho años de antigüedad que obtengan informe positivo en la acreditación para profesor titular de universidad con la calificación de “Excepcional” en la evaluación de su actividad investigadora. El decreto establece otras vías excepcionales para la solicitud de acreditación a Catedrático.

Pese a la publicación de este Real Decreto (RD) en junio de 2015, la normativa establecía que no entraría en vigor hasta que se publicara a su vez otro RD que aprobara los estatutos del Organismo Autónomo ANECA, hecho que se produjo meses más tarde (diciembre de 2015). Así pues el 31 de diciembre de 2015 finalizó el antiguo proceso de acreditación, esperándose la entrada operativa del nuevo sistema a principios de 2016.

No obstante,  el proceso sufrió numerosos retrasos, ya que aunque la nueva aplicación Academia 3.0 se abrió en fecha 30 de junio de 2016, no fue hasta el 14 de noviembre cuando se publicaron algunos documentos con los criterios de evaluación por cada comisión, tras diversas reivindicaciones por parte de los sindicatos denunciando la paralización de los procesos de acreditación y la falta de publicación de dichos criterios. Es decir, no se han podido tramitar solicitudes durante casi un año.

Sin embargo, dichos documentos han generado rechazo en la comunidad académica, por diversos motivos:

  • falta de claridad en la exposición y redacción de dichos criterios
  • importante o muy importante elevación del nivel de exigencia en la mayor parte de campos científicos
  • publicación incompleta de los criterios; así por ejemplo no se han publicado los criterios para conseguir una calificación A en docencia e Investigación para CU. Tampoco se han publicado los criterios aplicables en el resto de áreas a evaluar (Transferencia/Actividad Profesional; Gestión; Formación)

En efecto, se han publicado no uno, sino cuatro documentos de criterios. Todos carecen de índices, marcas para desplazarse por el documento, encabezados o pies de página que faciliten la búsqueda de información por secciones. Son:

  • Méritos para obtener una calificación A en la actividad docente (Titular de Universidad). 47 páginas. Este documento solo es de interés para la Acreditación de profesores titulares de escuela universitaria, ya que pueden obtener la acreditación con A en docencia aunque se obtenga una C en Investigación. En el resto de casos, es irrelevante conseguir una A en docencia, ya que no compensa puntuaciones de otros apartados.
  • Méritos para obtener una calificación A en la actividad investigadora (Titular de Universidad). 57 páginas. Este documento es de interés para los profesores que no sean Titulares de Universidad, y pidan la exención para poder presentarse a Cátedra, ya que el requisito para ello es obtener una A en Investigación. Asimismo, es de interés para el resto  del profesorado, ya que con una A en Investigación, el solicitante puede lograr la acreditación presentando al menos C en docencia, es decir, compensa las posibles deficiencias en actividad docente.
  • Méritos para obtener una calificación B (Catedrático de Universidad). 170 páginas. Dado que obteniendo la calificación de B en Docencia e Investigación, se logra la Acreditación a Catedrático, este documento es el de máximo interés para los solicitantes. Se regula para cada comisión los méritos obligatorios, los méritos complementarios (que no son de obligada presentación, pero que compensarían deficiencias en los méritos obligatorios – se trata pues de méritos compensatorios, no complementarios), y los méritos específicos, de los cuales hay que cubrir al menos los señalados por cada comisión.
  • Méritos para obtener una calificación B (Titular de Universidad). 125 páginas.  Dado que obteniendo la calificación de B en Docencia e Investigación, se logra la Acreditación a Titular, este documento es el de máximo interés para los solicitantes. Se regula para cada comisión los méritos obligatorios, y los méritos complementarios (que no son de obligada presentación, pero que compensarían deficiencias en los méritos obligatorios – se trata pues de méritos compensatorios, no complementarios), No existen méritos específicos en la acreditación a Titular de Universidad.

En el RD 415/2015 se listan las combinaciones posibles para obtener la calificación mínima para la acreditación. Son:

CATEDRÁTICO DE UNIVERSIDAD

cu academia 3.0

TITULAR DE UNIVERSIDAD

tu academia 3.0

Ante la confusión e incertidumbre generada, desde ANECA se publicó en diciembre de 2016 un vídeo-tutorial donde se intenta explicar el nuevo sistema:

Sin embargo, y pese a lo prolijo de los documentos indicados y del material de apoyo editado por ANECA:

  • No se han publicado criterios para obtener una calificación A en Investigación en la acreditación a Cátedra. Esto es de extrema importancia ya que una A en Investigación compensaría un peor desempeño en Docencia (se podría obtener la acreditación con la C en Docencia, o con la E para profesores que hayan desarrollado su carrera en el extranjero). Tampoco se han publicado los criterios para lograr A en Investigación, si bien esto es irrelevante ya que no compensa méritos en otros apartados.
  • Igualmente tampoco se han publicado los baremos mínimos para alcanzar una calificación A ó B en Transferencia/Actividad Profesional, Gestión, y Formación (en este caso, solo valedero para Titular).
  • Del mismo modo, no se explicita qué diferenciaría a una aspirante con calificación C ó D en Docencia o en Investigación, si no llega a los mínimos marcados por la valoración B. Esto también es relevante porque un aspirante con C en Investigación o Docencia podría compensarlo con una valoración sobresaliente en alguno de los otros apartados.

En resumidas cuentas, se han publicado hasta la fecha solo unos criterios parciales, que impiden a los aspirantes conocer con exactitud su posibilidad real de valoración en cada uno de los apartados señalados. Desde la ANECA hasta la fecha no se ha aclarado si estos documentos están pendientes de publicación, o si dichas valoraciones quedarán a discreción de las comisiones, según los criterios propios que internamente se determinen. Lógicamente esto no genera las mejores condiciones para una valoración transparente del cv del aspirante.

Asimismo, desde los sindicatos y diversos sectores (asociaciones, partidos políticos) se ha puesto énfasis en el incremento en el nivel mínimo de criterios a satisfacer para lograr la acreditación. En este sentido, y pese al larguísimo proceso desde que se comenzó a trabajar desde ANECA en la nueva acreditación, desde el Ministerio de Educación se plantea ahora que se “constituya un grupo de trabajo para estudiar los criterios de acreditación del profesorado universitario”. De esta manera, el profesorado universitario que ha visto durante casi un año la imposibilidad de realizar el proceso de acreditación, imprescindible para la promoción profesional, se ve sumido de nuevo en la incertidumbre acerca de si los actuales criterios se mantendrán o sufrirán de nuevo modificaciones, con los consiguientes retrasos en la carrera académica.

Aunque a día de hoy siguen pendientes dichas reuniones entre diversos sectores universitarios, Ministerio y ANECA, la aplicación Academia 3.0 está plenamente operativa y los profesores pueden cursar sus solicitudes de acreditación tanto a Cátedra como a Titularidad, si bien con la incertidumbre que supone no conocer todos los criterios a aplicar en la valoración de sus solicitudes. En cualquier caso, y dando respuesta a las demandas de nuestros clientes, en Sexenios.com estamos ya plenamente operativos y trabajando con los criterios y previsiones de este nuevo sistema de acreditación nacional a los cuerpos docentes universitarios.


Revisión preparada por Álvaro Cabezas Clavijo, coordinador de sexenios.com.

Sexenios.com

Sexenios.com Administrador at EC3metrics
Te ayudamos en los procesos de solicitud de Sexenios (CNEAI) y de Acreditaciones (ANECA). Te asesoramos legalmente y preparamos recursos ante denegación de sexenios así como ante denegacion de acreditaciones. Incrementamos tus posibilidades de éxito en las diferentes convocatorias, mediante un servicio experto y personalizado.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *